¿Qué es el acoso escolar?

¿Qué es el acoso escolar_

Esta semana tuve claro que quería hablar del tema del acoso escolar tras la noticia del niño de once años que se quitó la vida. Para ello, me puse en contacto con mi amiga Marta Jurado que lleva años trabajando en el acoso escolar. Actualmente es la directora de AEPAE Málaga (Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar).

Aquí os dejo sus consejos al respecto.

¿Qué es el acoso escolar? El acoso escolar es una conducta agresiva (agresión que puede ser verbal, física o psicológica) intencionada, perjudicial y persistente en el tiempo, realizada por un menor o varios menores hacía otro menor y donde se produce un desequilibrio de poder. Por tanto acoso escolar no es una simple pelea de patio, de un día puntual, ni una pelea entre amigas o amigos aunque, perdure en el tiempo, cuando, por ej. No se hablan de manera consentida por ambos.

Para que haya acoso una de las características claves es que la víctima se sienta sin recursos para resolver la situación por miedo a represalias de cualquier índole (desequilibrio de poder) y que esta situación sea continuada en el tiempo, es decir, generando un miedo diario a acudir al colegio (miedo a la soledad, miedo a los insultos, miedo a que le peguen…).

Como padres y madres tenemos algo que hacer, no es que sea garantía de que nuestros hijos no vayan a sufrir acoso, pero al menos valdrá para detectarlo a tiempo.

¿Qué podemos hacer los progenitores para PREVENIR?

  1. Favorecer la autoestima de nuestros hijos, de un lado aceptándolos con sus virtudes y defectos, no llamarles vagos, flojos, tontos, pavos… o cualquier cosa que consideremos un defecto en ellos. Ayudémoslos a aceptarse como son, con nuestras palabras (coherentes, no vale un dia le llamo tonto, y otro listo). De otro lado, haciéndoles responsables de sus cosas y de pequeñas tareas en casa según la edad. Sentirse útiles les hará sentirse importantes y esto aumentará su autoestima.
  2. Comunicación: la comunicación con ellos es muy importante, en lo referente al colegio, debemos preguntar de manera que evitemos las respuestas que requieran una sola palabra (si, no, regular, bien , mal…) de modo que en vez de preguntar cómo te ha ido en el colegio, preguntemos con quién has jugado en el recreo, que si se ha divertido, que ha dado en clase… Así obtendremos información de si su manera de relacionarse y desarrollarse en el colegio hace al niño feliz.

¿Qué alertas nos indican indicios de Acoso Escolar?

  1. Educación primaria:
  • Trae el material roto o se le pierde con relativa frecuencia
  • Les llaman por motes para ridiculizarlos
  • Les pegan en el recreo o no les dejan jugar
  • Conductas regresivas
  • Dolores de barriga, de cabeza o ganas de vomitar cuando va a ir al colegio.

 

  1. Educación secundaria:
  • Están solos en los recreos
  • No los escogen para trabajos en grupo
  • No les llaman para salir al cine ni para cumpleaños
  • Se muestran inseguros para hablar en clase aunque tengan los conocimientos suficientes.
  • Dolores de cabeza, barriga, ganas de vomitar que se traduce en causas de absentismo escolar.
  • Bajada de rendimiento escolar sin causa aparente
  • Puede mostrar agresividad sin causa aparente.

Espero haber aclarado algunas dudas. Es importante mencionar que algunos indicios pueden corresponder a otras causas… por tanto hay que observar sin entrar en la sobreprotección (dañina también) y si estamos con dudas razonables, acudir al centro escolar.

Marta Jurado Correa

http://www.uncableducando.es

¿Conocéis algún caso de acoso escolar o propuestas para detectarlo y combatirlo?

 

 

Emprender me ayuda a conciliar.

Os confieso que el tema de la conciliación lo veo tan esencial para poder criar y disfrutar de nuestros hijos, que por ello quiero contaros mi experiencia personal.

Estuve trabajando en la visita médica durante diez años de mi vida y reconozco que tenía unos horarios que acaparaban todo el día, además de pernoctar muchas noches fuera de casa por motivo de congresos y talleres.

Cuando mis compañeras mamis me contaban como se organizaban, las escuchaba con tremenda admiración…¿por qué?..porque (cuando una tiene un horario de ocho a tres de ruta visitando médicos y además organizando alguna presentación que empezaba a partir de las ocho de la tarde) era muy muy duro para mis compañeras estar tanto tiempo separadas de sus hijos.

Siempre tuve claro que quería criar a mis hijas (en la medida de lo posible) y al mismo tiempo seguir con mi carrera profesional y nunca se sabe, los cambios que se producen en la vida siempre es por algo. Después de un año con muchos despidos en la Empresa, un día me tocó a mí. Se me cayó el mundo encima porque me gustaba mi trabajo (aún no tenía niños) y ganaba un buen sueldo.

Tras este revés, replanteé mi vida. Sí, porque a veces, hay que pararse a pensar y cuestionarse qué quieres hacer con tu vida. Lo tuve claro. Quería estar con mi marido y mi familia. Por eso, estuve ayudando un tiempo en la Empresa de mis padres hasta que cerró por jubilación.

Un tiempo me dediqué a buscar trabajo relacionado con la visita médica, pero por mi edad y por tener dos peques, se me cerraron todas las puertas.

Me atraía la idea de tener mi propia Empresa y que tantas horas de duro trabajo fuesen en beneficio propio y no para beneficio de otros.

De ahí que me animé a emprender, además en el tiempo que estuve ayudando a mis padres en la Empresa intentaba quedarme embarazada.

Tardé en conseguirlo y tras un intento que no llegó a término (que contaré en otro post) y una depresión por ese motivo, me quedé embarazada y tuve a Carla. Cuando ví esa carita, me dije: quiero tener mi Empresa.

Así en septiembre del 2.014 nació Worldpin. Reconozco que fue la mejor decisión porque así puedo llevar a mis peques al cole, a la guarde, puedo sentarme a dibujar con ellas, llevarlas a natación, etc. y todo ello es posible gracias a la ayuda de mi marido Miguel, porque somos un equipo y nos planificamos de tal manera que siempre hay uno de los dos atendiendo a nuestras peques. Queremos disfrutar de ellas a tope en esta en esta edad temprana (3 y 2 añitos).

Y qué decir de mi madre y mi hermana, que cada vez que hay ferias o visitas a clientes fuera de Málaga, están ahí para recogerlas y atenderlas.

Concluyo: aún estamos muy lejos en el tema de la conciliación, porque aún hay trabajos dónde no es posible. Si no contáramos con la ayuda de los familiares, sería muy difícil continuar con la trayectoria laboral deseada.

¡¡Ánimo!!, a seguir luchando y que las Empresas realmente apliquen horarios intensivos, flexibilidad, teletrabajo en los primeros años de nuestros peques que es cuando más nos necesitan.

Sin ir más lejos, esta semana para poder asistir a los talleres CANVAS para nuestro Crowdfunding, mis peques estaban con su abuela. ¡¡Mil gracias mamá!!

IMG_8310