Escuchando a la gente se consiguen grandes cosas

¡Qué curiosa es la vida!. Quién iba a decirle a esta pequeña empresaria y madre que iba a meterse en un proyecto dónde la innovación tecnológica es su gran valor.

En cualquier lugar pueden surgir buenas ideasManySafe surgió un día en Sevilla, estaba en una reunión con unos clientes de Iberpin, y uno de ellos que es padre, nos dijo: “¿Podrías poner un GPS a tu Iberpin?”. Lo primero que le dije fue que yo no era ingeniera (soy publicista, aunque nunca ejercí), y pasó a contarme lo que le ocurrió un día de Semana Santa. Este padre nos relató cómo durante 30 minutos no encontraba a su hija de 13 años, que tiene una deficiencia intelectual, ¡en plena Semana Santa Sevillana!. Cuándo nos estaba relatando lo ocurrido, se me puso la piel en gallina, y fue en ese instante cuando me dije, ¿por qué no hacerlo?.

Sin duda era un gran reto, pues ya existen dispositivos de localización en el mercado, pero este padre, que ya los conocía, me dijo claramente lo que necesitaba: un  dispositivo que pudiera llevar su hija, que fuera cómodo y no le molestara  y que le ayudará a localizar a su hija en un momento puntual.

Durante el camino de vuelta , lo tuve claro, si podía ayudar a ese padre lo iba hacer, porque por mucho que estemos atentos en el cuidado de los nuestros, tan sólo con que nos descuidemos un segundo, puedes perder de vista a tus hijos.

Un dispositivo para todos

Pero ManySafe e Iberpin no están únicamente concebidos para niños. Durante la conceptualización y diseño del dispositivo,  me vino a la cabeza mi padre. Siempre nos llevaba a mi madre y a mí al gimnasio, tiempo en el que el pobre se quedaba en el coche, sin moverse, porque se desorientaba y no habría sabido volver a recogernos. Eran los inicios de la maldita enfermedad de Alzheimer.  Y es que creo  que la vida te pone en tu camino situaciones que por algún motivo te marcan, y a la vez, vivirlas te ayudan a entenderlas y a involucrarte en acciones futuras que nunca te hubieses planteado.

La ilusión y la confianza

Así empezó este intenso camino buscando empresas que nos dieran soporte tecnológico para desarrollar el proyecto,  y también financiación… ( esto último se merece un post de los buenos …).

Gracias a networking del CADE de Algeciras conocimos a Colabsoft que ha desarrollado la idea que queríamos . ManySafe, un dispositivo de pequeñas dimensiones, que integra un  GPS,  sin baterías y que transmite la información a través de radiofrecuencia  (LoRa Alliance).  Nuestra idea fue que  que esos familiares tuvieran un producto que no les obligará a tener que estar pendiente de cargarlo, autónomo,  para facilitarles su uso.

eso lo hemos constatado hablando con los verdaderos protagonistas de esta idea, con padres y miembros de la AFA Málaga, a los que visité recientemente. Hablar con ellos de nuestro producto, y ver cómo se iluminaba su cara y confirmarme que vamos por el buen camino, fue una experiencia gratificante y dura a la vez, porque por desgracia nadie está libre de padecer esta enfermedad .

A este padre , estaré eternamente agradecida por compartir conmigo esa terrible situación vivida, y gracias a esa confianza, hemos podido desarrollar ManySafe, que ayudará a tantas familias.

Anuncios

¡Granaínas qué bonicas sois! (Sensaciones de mi visita al ‘Tercer evento bloggers de Granada’)

Os tengo que confesar que conduciendo el coche tempranito hacia Granada estaba agotada. Estoy tan a tope con los pedidos de Iberpin y con el próximo crowdfunding en el que andamos metidos para sacar adelante nuestro nuevo proyecto Manysafe, pero no quería perder la oportunidad de conocer a otras bloggers de Andalucía, compartir experiencias, sueños e ideales. Misión cumplida.
Cuando llegué al evento no conocía a nadie y os confieso que al finalizar me sentí tan a gusto y con un subidón de adrenalina estupendo. Sin duda, había merecido la pena asistir.
La organización ¡chapeau! Así de claro, tanto ‘Mi nube Celeste’ como ‘Con Peques’ se lo curraron muchísimo, entrando en esa bóveda ya te invitaban a coger asiento y a disfrutar y aprender de los ponentes.

con peques mi nube celeste iberpin
Qué mejor comienzo que con Francis Luque (@franxluxna) de ‘Fútbol en Positivo’ y ‘Conecta con tu cuerpo’. Resaltó la importancia de generar confianza a través la constancia. Y sobre todo, me gustaría resaltar la diapositiva 5 ” Dar para recibir” está claro que en esta vida cuando siembras al final recoges tus frutos. Así lo veo a nivel la laboral, este mundo de bloggers, cuántas satisfacciones me está dando.
Por su parte, la nutricionista Inmaculada Rubio de la Clínica Salus, afirmó la importancia de tener una buena alimentación desde pequeños y me ayudó a resolver aquellas dudas que nos surgen en el día a día, también como madre.

“Vida en positivo”

vidaenpositivo

Inma Torres, con su ponencia “Vida en positivo” me llenó con su charla. Cuándo empezó diciendo si alguna pensaba que no tenía tiempo para…nos hizo darnos cuenta de que no es cierto. Lo que ocurre es que hacemos un mal uso del tiempo y tenemos que ser eficaces y aplicar el sentido común. Nos indicó pautas a seguir y desde el lunes -lo digo muy alto- lo estoy aplicando, me cuesta un poco, pero la satisfacción de cada paso que doy en este sentido es enorme.
Después realizamos un networking en el que pude conocer a otras mamis muy diferentes, algunas con proyectos muy interesantes, pude ver mucho emprendimiento y, sobre todo, el sentir que hay gente como tú que te entiende y que podemos apoyarnos entre todas, quién mejor te va a entender que aquel o aquella que esté pasando por tu situación.
Fue tan intenso todo. Se notaba que había muchas ganas de aprender y compartir inquietudes. Y todo eso sin estereotipos, clichés o comparaciones, porque ante todo, no lo olvidemos nunca, somos PERSONAS. Gracias granaínas por vuestra acogida.

De GPS, espionaje y seguridad infantil

De GPS, espionaje y seguridad infantil

Tras la entrevista de Ana Pastor el pasado domingo a Edward Snowden, muchos serán los que se han echado las manos a la cabeza gritando a los 4 vientos… ¡No, el gobierno me vigila!, ¡pues no voy a permitir que nadie tenga mis datos! y frases de este tipo, que pueblan las RRSS tras entrevistas de este calado.

Y razón no les falta, porque vivimos “sobre-espiados”, pero no al estilo de las películas sobre la guerra fría, con pinchazos telefónicos o un camión de fontaneros apostado en vuestra puerta. Nos espían, pero no son ni gobiernos ni organizaciones militares. Facebook, Twitter, Google, Instagram o Foursquare están interesadísimos por tus datos.

Piensa en un día cualquiera, te levantas y enciendes el teléfono, y e voilà ya estás localizado para empresas, no lo olvides, son empresas, como Google, y las RRSS, que van a aprovechar tu localización para recomendarte sitios a los que ir, tiendas dónde comprar, o amigos con los que quedar , y así hacer negocio. Y avanza el día, sales a la calle, y buscas en Maps la mejor forma de llegar a la calle en la que has quedado con tus amigos (y Maps ya sabe dónde vives… )… y así cada día, dando información sobre dónde estamos a multitud de empresas que se dedican al geomárketin. Pero es lo que hay, es el precio por utilizar gratuitamente estas herramientas.

Y sin embargo, no nos echamos las manos a la cabeza por esto, ni hablamos de ética ni del valor de la información que entregamos de forma gratuita a todas estas compañías.

Y es que el GPS se ha convertido en una herramienta poderosísima, y las empresas lo saben. Pero, ¿por qué no utilizar los dispositivos  GPS a nuestro favor, por ejemplo, para  cuidar de los menores de 10 años y las personas más mayores, población que además es dónde se encuentra mayor número de personas sin móviles o con riesgo de perderse (alzheimer, demencias, etc.)? Y es que cuando hablamos de localizar a los más pequeños o a los mayores, surgen debates sobre la conveniencia o no de que nuestros hijos lleven GPS.

Hay que tener en cuenta que los sistema de localización GPS personales de dispositivos como ManySafe se basan en una tecnología en la que prima la privacidad, tus datos o los de la persona que lo lleva sólo estarán al alcance de quién tú decidas.

Es un sistema que se usa a demanda, en situaciones en las que consideres que es mejor que estén localizados: excursiones, aglomeraciones (procesiones, ferias, playas, etc.), por lo que no se atenta contra la autonomía de su usuario.

Fomenta la autonomía de quien lo lleva, aportándoles seguridad. Por ejemplo, en personas mayores,  les da autonomía, ya que pueden seguir haciendo vida normal, pero con la certeza de que si se extravían, pueden ser localizados al instante.

Y ¿qué tiene de especial ManySafe frente a otros dispositivos del mismo tipo?

Si, ya sabemos que existen multitud de  sistemas de localización para los más pequeños (para las personas mayores no tanto),  y te dirás que todo está inventado.  ¿Seguro?

Pues no, en la mayoría de los casos, su alcance es limitado, exigen carga frecuente de su batería para poder funcionar de forma correcta o son incómodos de llevar (como las pulseras de localización que rechazan poblaciones especiales y que son fáciles de perder).

Por eso, ManySafe es una solución innovadora, que no se quedará nunca sin batería, ya que se carga con el movimiento biomecánico. Con un alcance global, personalizable, y adaptable a cualquier prenda. Y por si esto no fuese suficiente, respetuoso con el medioambiente, pues no incorpora baterías  de litio.

¿Y tú, le pondrías un GPS a un familiar?

BAJAS MATERNALES, CONCILIACIÓN Y LA ¿OBLIGACIÓN? DE DAR EJEMPLO

Paula e Irene

Me considero una firme defensora de las bajas maternales. De hecho el tiempo que nos dan en España a las madres para sacar adelante a nuestros recién nacidos me parece una auténtica porquería. O una tomadura de pelo, según se mire, si se da el caso de que además trabajas y contribuyes con el Estado y la Seguridad Social.

Cuando una mujer trabajadora da a luz en España tiene derecho a 16 semanas (cuatro meses) de baja pagada, mientras si pareen Dinamarca disfrutará de hasta 52 semanas (13 meses), que puede compartir con el padre. La diferencia es más que evidente y europeos somos todos. Estamos a la cola en este tipo de derechos sociales, no somos los que peores estamos, pero ahí anda la cosa.

Y creo que no se trata tanto de cobrar o no, que también es importante claro que sí, sino que es más bien una cuestión de piel. Me explico, preferiría incluso cobrar sólo una parte de la baja mi sueldo íntegro, y que se me concediera el derecho de estar con mi bebé un tiempo mucho más extenso sin perder mi empleo y sin dimes y diretes. Una baja digna que te permita establecer con tu hijo o hija el vínculo necesario en esos primeros meses de vida. Cuidarle, quererle, atenderle, que como una madre o un padre no hay nada…. Y no que esto lo hagan por ti en una guardería, una cuidadora o un familiar en el mejor de los casos.

Vaya por delante que esta es mi firme opinión. Sin embargo, aun considerándome como digo una defensora de las bajas por maternidad extensas, también lo soy de la libertad. Esa que a muchas nos lleva a criticar lo que hacen otras simplemente por el hecho de no es lo que hemos hecho nosotras. Y en esto podría extenderme muchísimo, no viene al caso, pero desde temas como la epidural sí o no, lactancia materna sí o no, co-lecho sí o no, suscitan un debate continuo e imparable que nos enfrenta como mujeres y mamás. Es triste y tedioso.

Ahora que entro en la recta final de mi segundo embarazo y empiezo a hacer cábalas con los días que me corresponden de mi escueta baja maternal -esa filigrana de unir días de lactancia y vacaciones de 2016 como quien hace punto de cruz para conseguir sumar el máximo de días junto a futuro bebé-, me planteo que eso que tanto critiqué en su día cuando la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tuvo a su bebé reduciendo sustantivamente su baja maternal, ahora me parece un atraso. Lo bonito o lo correcto es respetar la decisión de cada una. Si a ella le atrapa más la política, su trabajo, el dinero o lo que sea, allá ella. Fue su decisión y muchas la criticamos. Hay quien no quiere cogerse esa baja y hay quien por ser empresaria no puede.

En una ocasión oí decir a otra política, Soraya Sáenz de Santamaría (otro caso de baja maternal reducida de manera voluntaria o compartida con el papá), que la baja es precisamente eso, un derecho. Y un derecho es un derecho en todos los sentidos: nuestro derecho como madres a disfrutarla o no.

CONCILIACIÓN

Otro tema muy relacionado con éste de la baja de maternidad es el de la conciliación. Esa palabra que suena a chiste entre las mamás de hoy día. Para una mujer es complicadísimo continuar con su trabajo cuando se convierte en mamá. Tener un hijo,  y no digo ya dos o tres, y mantener tu puesto de trabajo o hacerlo en condiciones dignas es una quimera. En mi caso y, obviando las quejas, soy una afortunada. No lo he conseguido todo, pero sí que puedo hacerme cargo de mi hija por las tardes.

Recientemente en el panorama político hemos asistido a la firma de un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos que de prosperar podría echarnos una mano. Se trata de insertar en la negociación colectiva medidas de igualdad entre hombres y mujeres y de conciliación. Entre ėstas, tres me parecen interesantes: establecer un pacto nacional para la racionalización de horarios, conciliación personal y laboral y la corresponsabilidad entre hombres y mujeres, con el fin de generalizar una jornada laboral más compacta y flexible. En segundo lugar, aumentar el permiso de maternidad/paternidad de 18 a 26 semanas. Y, por último, generalizar las actividades extra escolares en los colegios de tal modo que haya comedor y un programa de actividades también en los periodos vacacionales.

En definitiva, yo quiero estar con mi hijo recién nacido el máximo tiempo posible. Necesitamos ayuda de quienes nos gobiernan. Pero intentemos respetar las decisiones de cada una tanto como nuestro sentido común nos permita. Que los derechos de maternidad y conciliación existan de verdad, pero que luego cada una actúe como quiera sin que su decisión sea objeto de críticas.

Paula Rodiles: periodista reciclada y mamá estresada pero a la vez enamorada que pierde la cabeza por los gatos y el mundo de la moda.

Paula Rodiles