Piojos: lo que nadie te cuenta.

tratamiento piojos.jpg

Cuándo  conocí a Belén Rozas, de piokito.com, no dudé en pedirle que me diera unos consejos prácticos a la hora de ganarle la guerra los odiosos piojos. Aquí los tenéis. Muchas gracias Belén.

Hace algo más de tres años que inicié mi aventura contra los piojos, ese pequeño parásito tan conocido y desconocido a la vez que hace entrar en pánico a la mayoría de las madres. Y digo madres porque normalmente son ellas las que se encargan de lidiar con ellos. Y también las que tienen mucho mayor riesgo de contagiarse.

Cuando te topas con los piojos, especialmente si es la primera vez, te puedes ver envuelta en una auténtica guerra campal.

¿Y cómo se gana esa guerra?
Después de todo este tiempo lidiando con ellos a diario, os podemos decir sin sombra de duda que para ganar la batalla a los piojos hay que disponer de la información y armas adecuadas. Matar piojos a cañonazos no sirve de nada. La pólvora tampoco. Y la fórmula mágica no existe.

Claves del éxito:

1.- Prevención.

Es fundamental que reviséis la cabeza de vuestros hij@s al menos una vez por semana. Esta tarea, que puede llevarnos de 10 a 15 minutos marca la diferencia entre tener un pequeño contratiempo o tener un gran problema.
Una de las características de los piojos es la velocidad a la que se reproducen y en muy poco tiempo forman una gran familia por lo que es de vital importancia cogerlos a tiempo.

Y ¡ojo¡ revisar no es cojo a mi hij@ y le hago una inspección visual así a “vista de pájaro”. Ya os digo yo que si el piojo está recién aterrizado no lo veréis y más aún si nunca habéis visto un piojo o liendre ¿Cómo hacer esta revisión? Hay que mojar el cabello, peinarlo hasta asegurarnos que no queda ningún nudo o enredo y a continuación pasar una buena lendrera (más adelante os hablo de las lendreras). Si hay piojos y/o liendres saldrán.

2.- Armas.

Las hay de todo tipo, clases y colores. Cada vez se comercializan más tipos de productos y lociones para acabar con los piojos. Algunos muy potentes y nada recomendables para la salud de nuestros hij@s, otros más naturales y no perjudiciales pero en cualquier caso, todos adolecen de lo mismo: NO MATAN LAS LIENDRES. Éstas hay que extraerlas mecánicamente del pelo, no hay otra.

Así que las TRES armas fundamentales son, a mi parecer, la Paciencia, el Tiempo y una buena Lendrera (PTL). Paciencia, para no terminar con ganas de exterminar a tu hij@ además de a los piojos. Tiempo, porque el trabajo lo requiere. Y una buena Lendrera porque si no, estarás perdiendo el Tiempo, tú tiempo

De la Paciencia y el Tiempo no os voy a contar nada que no sepáis, sois madres (y padres)
Pero de la lendrera sí os diré algo. Olvídate de la que hayas comprado en un área comercial, de la que acompaña al kit de productos, de la plástico, de la eléctrica o la de luz ultravioleta. La lendrera debe ser metálica, con la separación y largo de púas adecuados. Y si son estriadas mejor.

Y por último….

3.- Informar.

instalaciones piokito.jpg

Es muy importante comunicar a tu entorno que tu hij@ tiene piojos. Si no lo hacemos, es posible que una vez limpio vuelva a infestarse porque algún amigo suyo también los tenga y ni siquiera su familia lo sepa. Trabajar en equipo es otra de las claves del éxito.

En nuestro centro el protocolo es: TRATAMIENTO – REVISIÓN – SEGUIMIENTO como única forma de garantizar el éxito en la batalla contra los piojos.

En resumen

PTL: PACIENCIA – TIEMPO – LENDRERA

Los productos químicos no matan las liendres y en muchos casos tampoco a los piojos. Han generado resistencia al químico. Piojos inmunes los llaman.

Con los remedios naturales (o de la abuela como también les dicen) tales como vinagre, huesos de chirimoya, aceite de oliva, mayonesa, alcohol y un largo etcétera (he escuchado de todo…) hay que tener mucho cuidado. Al igual que el químico, no matarán las liendres, y además pueden generar reacciones adversas de diversa consideración. El vinagre por ejemplo, es muy abrasivo con el  pH de nuestro cuero cabelludo.

(Si queréis más información podéis consultarnos a través del e-mail: info@piokito.com)

 

Anuncios

Porque sé lo mal que se pasa, hay que apoyar al Instituto Amía!

Cuándo me enteré de la Gala que organizan Adriana y Montse , no sólo quise limitarme a compartir en redes sociales dicho evento , sino quería hablaros de su proyecto. Somos muchas las familias que pasamos por momentos duros(como fue mi caso, después de tiempo intentando quedarme embarazada  tuve un aborto en el primer trimestre) Su labor merece que os lo cuente.

Cartel III Gala.jpg

El proyecto del Instituto Amía nace en el 2014, con una intención muy clara: dar apoyo y respuesta las familias y en especial a las mujeres que se encuentran solas y perdidas tras un diagnóstico adverso durante la gestación de su embarazo.

Adriana, la presidenta de Amía, pasó por esta experiencia en el 2013, durante el embarazo de su segunda hija. Durante un control de su embarazo, le comunicaron que había contraído dos enfermedades peligrosas para el bebé, la Listeria y el Citomegalovirus. Las enfermedades podían tratarse, pero era difícil determinar si habían llegado a afectar a su hija. A los cinco meses le practicaron la amniocentensis. Un diagnostico positivo de contagio podía provocar daños celebrares al bebé o incluso la muerte. Durante el agónico periodo hasta obtener los resultados, se encontró perdida, no sabía dónde acudir, qué hacer, estaba asustada y sin respuestas. Las pruebas salieron negativas pero no eran concluyentes, en principio parecía que el tratamiento había sido un éxito y su bebé estaba sano. Aún así, la familia no podría estar tranquila hasta que el bebé naciera y se hiciera el correspondiente examen médico. Hoy Valeria, es una niña totalmente sana y feliz, pero es difícil para su madre y su padre olvidar aquellos momentos en los que la vida los puso prueba.

Así comienza la andadura de la asociación, que hoy en día desarrolla un proyecto asistencial muy bonito denominado “Siempre será nuestro bebé”, que da respuesta a las demandas emocionales y sociales de las familias que sufren problemas en el embarazo o incluso la muerte de su bebé antes, durante o a las pocas horas del nacimiento.

Además, a partir de las demandas de las familias y de la Administración Sanitaria, están trabajando para poner en marcha dos nuevos proyectos: “Para que nazca sano”, que pretende sensibilizar sobre los cuidados preconcepcionales y el programa “Hogares Amía” que ayuda a resolver el problema de la vivienda a las familias desplazadas geográficamente por hospitalización de sus bebés.

Por otra parte, durante su trayectoria como asociación, han podido realizar un propósito que habían deseado desde los inicios, que es la lucha por la igualdad en todas las áreas, y en especial en el ámbito de la empresa. Así nació el proyecto “Emprende en Género”, que hoy se está ejecutando gracias a la ayuda de la Obra Social La Caixa y la Diputación de Málaga, en el que trabajan con 11 maravillosos proyectos de emprendimiento, que planean integrar la perspectiva de género dentro de sus empresas. Once proyectos empresariales que se han comprometido con la igualdad, del mismo modo que lo hicieron ellas cuando sentaron las bases de su asociación.

Desde el inicio, su lucha y su entusiasmo es constante y su camino ha sido y es difícil, sobre todo, porque les cuesta mucho financiar cada uno de los proyectos. Es por ello, que cada año organizaneventos solidarios, en los que cuentan con personas entregadas a su causa, personas que ayudan sin pedir nada a cambio, a las que también quieren agradecer por hacer posible su proyecto.

Hoy os invitan a todos y a todas a compartir una noche mágica, el jueves 21 de Julio a las 20.30h. celebran la III Gala de Monólogos Solidarios en el Hotel NH de Málaga, en la C/ San Jacinto, 2.

Las a entradas se pueden adquirir en al siguiente enlace http://monologossolidarios.institutoamia.org/

¡¡¡¡¡CONCILIACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD YA!!!!!

corresponsabilidad familiar

Para una emprendedora y madre de dos pequeñas, es esencial  la conciliación y  la corresponsabilidad en la empresa y por supuesto, en el ámbito familiar.

Asistiendo este miércoles al Programa” Emprenede NGénero “organizado por @institutoAMIA, hablamos de la importancia de la conciliación familiar dentro de la Empresa y me resultó muy enriquecedora la experiencia que nos contó Francisco Márquez @fjmarquezl sobre su experiencia personal  y cómo abordar la importancia de la corresponsabilidad.

Cuándo contó su experiencia  de ser el primero que pidió el permiso de paternidad en la diputación, cuándo le llamaban “padrazo”,  “claro, es que tú eres muy apañao”, etc.  me acordé muchísimo de la charla a la que asistí dada por Adrían Cordellat @acordellat sobre los micromachismos organizada por @todopapas en Madrid.

Lo que sí te das cuenta es que han pasado unos años de la experiencia de Francisco Márquez y aún sigue habiendo tantos estereotipos.. .muchas veces veo cómo miran raro al padre que está con sus peques en un parque, o cómo los pediatras aún se dirigen a la madre cuando también está el padre. ¡Y esto sucede! Por eso creo tanto en los @papasblogueros,  porque se les tiene que escuchar, no puede ser que aún siga habiendo tantas desigualdades para los padres que simplemente quieren ejercer de padres, atender a sus niños, llevarlos al cole, jugar, estudiar con ellos…

Francisco Márquez

Es muy aconsejable que cada uno defina sus competencias (las habilidades que tenemos) y dibujemos nuestro reloj 24 horas y así cada miembro puede comparar cuánto tiempo destinamos a nuestras cargas. De esta manera podremos darnos cuenta donde tenemos que mejorar para conseguir una mejor corresponsabilidad.

Me encantó el debate que se creó al respecto de la corresponsabilidad, con un ejemplo muy esclarecedor:  las tareas que se repartían en la pareja.  Dimos nuestra opinión, pero a nivel práctico, no importa el número de tareas que nos repartamos sino de cumplir el compromiso creado ya que es para el beneficio mutuo: si yo me encargo de poner lavadoras, lo haré rozando la perfección, en tiempo y forma. Y todo ello sin tener en cuenta el sexo, simplemente a quien se le dé mejor. Por eso para mí es esencial que mis hijas vean que también mama arregla un enchufe o papa pone una lavadora. La corresponsabilidad es repartir las responsabilidades, no las tareas.( Me acordé de @mamatambiensabe )¡Y qué decir de la importancia de hacer a nuestros hijos independientes desde pequeños! Tienen que ser partícipes del reparto de responsabilidades desde chicos. En este aspecto aún me queda mucho,  pero todas las mañanas me pongo a hacer las camas con mis pequeñas, recogen su habitación después de jugar,  meten la pastillita en la lavadora y separan por colores, etc.(@papasehijos la importancia de corresponsabilidad de todos los miembros)

Reconozco que en el tema de la conciliación tengo suerte, porque al ser autónoma me organizo muchísimo y la flexibilidad horaria es esencial. Para mí las mañanas se pueden aprovechar tanto… , si es cierto que con algunos clientes de iberpin (las tiendas físicas) tengo que llamarles a primera hora de la tarde en verano porque me pueden atender mejor… todo es tener un buen calendario, muchísima organización y sobre todo, rentabilizar al máximo  el tiempo . Cuándo estoy preparando alguna negociación no miro ni el teléfono ni el reloj, hay que centrarse. Lo más importante es hacer una buena gestión del tiempo, porque no vale quejarse  (que yo a veces lo hago) y es necesario priorizar.

Por eso estoy tan de acuerdo con las @malasmadres  en #Somos Equipo, porque es esencial que en la pareja haya una corresponsabilidad real y así seguir avanzando para que se produzca esa conciliación. Puedo presumir que lo hago ya que Miguel y yo #Somos Equipo y sin él no hubiera existido nuestro gran proyecto de vida que es nuestra familia.

¿Y vosotros cómo lleváis la corresponsabilidad?  ¿En vuestro trabajo se aplica la conciliación familiar?

Gracias Guardería Gibralfaro por cuidar de mis pequeñas.

placa guardería gibralfaro

Hoy hace una semana que fue la fiesta de la guardería de mi pequeña Adri y os tengo que confesar que este año fue diferente a otros por muchos motivos.

Primero porque ya es la última fiesta que asisto ya que el año que viene ya van las dos hermanas al cole y sin querer me vinieron muchos recuerdos de estos tres años …Aún recuerdo cuando dejé a Carla en la guardería estando embarazada de Adriana. No fue fácil pero también era necesario, pues estaba preparando todo lo que conlleva crear una empresa, producto, estudio de mercado, etc.;  reconozco que hubiera sido imposible emprender sin haber llevado a las pequeñas a la guardería y así poder conciliar.

Hubo unos meses que al dejar a la mayor en la guardería pude ayudar y estar con mi padre en  esas mañanas de verano en el hospital, recuerdo la atención que tuvieron conmigo porque estaba rota por dentro.
Y cómo no acordarme cuando lanzamos el año pasado nuestro Iberpin, qué puedo decir de su apoyo porque es justo en los comienzos cuándo más apoyos necesitas. Estuvieron siempre ahí. Recuerdo a Laura en su mesa con su caja de diferentes modelos de iberpin…eso no tiene precio.

Sobre todo el cariño y simpatía que siempre han demostrado con nosotros y  la paciencia infinita que habéis tenido con mis pequeñas. Por eso no dudé cuándo propusieron este año actuar para los peques, jamás pensé que iba a actuar para otros padres (me moría de la vergüenza) pero mereció la pena  porque compartir con otros padres y abuelos ese sentimiento de amor por nuestros pequeños me hizo sentirme muy feliz viéndoles la carita que ponían de asombro y alegría al escuchar el cuento. Creo que fomentar esa relación entre padres y “seños” es fundamental desde edades tempranas y que entre todos colaboramos en el crecimiento personal de los niños.

Qué decir de lo que se vivió en la fiesta de la guarde, madres y padres quisimos regalar una placa agradeciéndoles la labor educadora que realizan con los más pequeños y os puedo garantizar que fue muy especial. Muchas emociones, a muchos nos saltaron las lagrimillas por el valor que realizan. Desde que un padre o una madre deja al pequeño a su cuidado, deposita en ellos una confianza ciega y total y me han demostrado en estos tres años que ha sido un gran acierto. Porque han aprendido ya no sólo sus primeras palabras sino lo que conlleva estar en comunidad, compartir, cuidar de un amiguito…en resumen, han aprendido a amar fuera de su círculo familiar, el valor de la amistad desde que son pequeños. En conclusión, hacerles unas pequeñas “grandes” personas.

Por eso doy las gracias a todas: Seño Naty, Seño Noe, Seño Paola, Seño Laura, Seño Tamara, Seño Reyes, Seño Pepi, Seño Tati y María José ( mis pequeñas han comido siempre genial gracias a las comidas ricas que preparas).

Siempre estaréis en mi corazón porque gracias a vosotras habéis ayudado a crecer a  esta familia.

C.E.I. Gibralfaro